La Fundación y Produce de San Luis Potosí, A.C. (FPSLP) y la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) firmaron un Convenio para la difusión en San Luis Potosí, de una guía práctica para medir la pérdida y el desperdicio de alimentos en toda la cadena de abasto alimentaria en Canadá, Estados Unidos y México. 

La CCA, es una organización intergubernamental destinada a apoyar la cooperación entre los tres socios comerciales del TLCAN en la atención de los asuntos ambientales de preocupación común, con especial énfasis en los retos y oportunidades ambientales derivados del libre comercio de la región.

La publicación Por qué y cómo cuantificar la pérdida y el desperdicio de alimentos: guía práctica es una herramienta fácil de utilizar que pueden aplicar las empresas para medir la cantidad de alimentos desperdiciados en sus actividades y procesos de producción. Este novedoso instrumento tiene la capacidad de modificar las prácticas de una organización, con lo que se reducen sus costos de operación y se contribuye a mitigar el impacto ambiental de su sistema de producción de alimentos. 

“La pérdida y el desperdicio de alimentos conllevan elevados costos socioeconómicos y ambientales, además de contribuir en forma considerable a las emisiones de gases de efecto invernadero”, aseveró el director ejecutivo de la CCA, César Chávez. “Si podemos facilitar a una empresa la cuantificación de su desperdicio de alimentos, le ayudaremos también a entender el verdadero costo asociado y las ventajas económicas y ambientales de su prevención”, agregó el funcionario. 

La CCA hace un llamado a productores de alimentos, comercios minoristas, operadores de restaurantes, proveedores de servicios alimentarios, asociaciones empresariales y sectores interesados en los tres países de la región a empezar de inmediato a cuantificar el desperdicio de alimentos utilizando la novedosa guía práctica de la Comisión.  

La guía práctica plantea directrices de medición accesibles para cada uno de los segmentos de la cadena de abasto alimentaria, desde la producción primaria hasta la industria de servicios alimentarios, pasando por el procesamiento y manufactura. 

Por otra parte, el documento Cuantificación de la pérdida y el desperdicio de alimentos y sus efectos: informe técnico, a publicada junto con la guía, incluye métodos para medir tanto la pérdida y el desperdicio como los excedentes de alimentos en toda la cadena de abasto alimentaria, al igual que herramientas para estimar sus efectos ambientales, económicos y sociales. 

Ambas publicaciones —la guía práctica y el informe técnico— son el resultado de una estrecha colaboración con grupos interesados clave del sector privado y expertos de los tres países. 

    DATOS ACERCA DE LA PÉRDIDA Y EL DESPERDICIO DE ALIMENTOS

• En América del Norte se pierden y desperdician cerca de 168 millones de toneladas anuales de alimentos.

• Los alimentos perdidos y desperdiciados suman más de 13 millones de toneladas en Canadá, 126 millones de toneladas en Estados Unidos y 28 millones de toneladas en México.

• La pérdida y el desperdicio de alimentos suponen mermas económicas por 278,000 millones de dólares estadounidenses al año.

• América del Norte genera cerca de 193 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en emisiones asociadas con la pérdida y el desperdicio de alimentos

 

Ir al sitio:

      

La guía práctica comprende un plan que describe paso a paso la forma en que empresas y gobiernos pueden poner en marcha el proceso para medir la pérdida y el desperdicio de alimentos (PDA).

 

 Comisión para la Cooperación Ambiental 

Tres países unidos en la protección del medio ambiente que compartimos